szkoła tańca Wrocław
image1 image2 image3

 

1. Omnipresencia de la imagen en la era digital Muy lejos de ser algo indiferente, el nuevo soporte digital del texto ha modificado sustancialmente, los procesos y los productos de la traducción. Dado que el texto digital puede tomar una gran variedad de formas en pantalla, enfocadas todas hacia la interactividad con el destinatario final, la actividad del lector de una traducción en la era digital viene marcada por cualquier mínimo detalle visual que el traductor haya sabido leer e interpretar en todos y cada uno de los paratextos icónicos del texto de partida. Hoy en día resulta difícil encontrar un texto en pantalla donde no aparezcan destellos de iconos, colores e imágenes fijas o animadas acompañando, rodeando y envolviendo en pantalla al texto que se encarga traducir. Todos estos componentes de la comunicación visual deben ser leídos e interpretados adecuadamente para traducir correctamente en la era digital. Así, por ejemplo, para que los destinatarios finales de un encargo de traducción de una web naveguen eficazmente en las distintas páginas del sitio web, una vez traducido, el profesional de la traducción debe saber, en todo momento, qué valor simbólico se le ha otorgado a cada imagen en la web de partida para traducir el mismo valor simbólico (con la misma imagen u otra) en la web de llegada. Sólo así, se podrá lograr orientar al usuario de la lengua y cultura de llegada y provocar que pinche sobre cada imagen hipervinculada. Leer e interpretar la imagen para traducir Trab. Ling. Aplic., Campinas, n(50.2): 257-280, jul./dez. 2011 259 Cuando se realizan encargos de traducción para la pantalla (Screen Translation) la paratextualidad se convierte en la categoría principal de las cinco categorías transtextuales definidas por Genette (1987). En efecto, la imagen «material», el paratexto icónico, no sólo es una parte integrante del texto en pantalla (peritexto icónico) sino que juega un papel esencial en el entorno digital en el cual el texto es leído e interpretado gracias a un soporte informático que sitúa siempre al traductor no sólo «delante» sino también «dentro» de la pantalla, máxime cuando se trata de videojuegos u otros espacios virtuales de información o entretenimiento. Los peritextos icónicos aparecen a menudo en pantalla asociados a diferentes acciones en los videojuegos y en las páginas web: un icono permite hacer desfilar el texto; otro permite encontrar una palabra que se buscaba; un icono permite ir hacia atrás, otro hacia adelante; hay iconos que permiten aumentar o disminuir una imagen a nuestro antojo; algunos iconos permiten escuchar música, otros ver un fragmento de una película; sin olvidar todos los iconos que permiten al usuario desplazarse por el espacio virtual del videojuego o de la web. El traductor no puede dejar de ocuparse de todas estas producciones paratextuales que, en pantalla, rodean, envuelven, acompañan el texto y, fuera de la pantalla, lo prolongan. Todos estos elementos paratextuales introducen y presentan al texto de una forma u otra. Traducir en la era digital, implica empezar a plantearse, muy seriamente, que las nuevas producciones paratextuales presentes en los nuevos espacios de escritura para la pantalla exigen una nueva forma de traducir: la paratraducción1 .

 

2. De la paratextualidad a la paratraducción El estudio pormenorizado de las entidades iconotextuales, el mínimo análisis de las producciones verbales, icónicas y verbo-icónicas o la simple constatación de las producciones materiales de los paratextos que rodean, envuelven, acompañan, prolongan, introducen y presentan el texto de un encargo de traducción impuso la creación del nuevo concepto de paratraducción. Necesitábamos un nuevo término traductológico para llamar la atención sobre la traducción de lo que, hasta ahora, se había quedado en un segundo plano en los estudios sobre traducción: los paratextos.

Al ocuparse de la traducción de los paratextos, la paratraducción introduce y presenta la traducción, es, de hecho, lo que permite que una traducción se presente como tal en el mundo editorial tanto en papel como en pantalla. Se trata de un nuevo término traductológico que he creado en la Universidade de Vigo (Cf. Yuste Frías, 2005: 75-82) y que ha contribuido tanto a la fundación del Grupo de Investigación Traducción & Paratraducción (T&P)2 como a la puesta en marcha del Máster de Investigación que lleva el mismo nombre que el Grupo T&P. Si, como decía Gérard Genette (1987: 9-10), no puede existir texto sin paratexto, tampoco puede existir traducción sin su correspondiente paratraducción. Traducción y paratraducción son siempre inseparables, de ahí que a la hora de unir las dos nociones para dar nombre al Grupo de Investigación de Referencia (TI4) que dirijo en la Universidade de Vigo, estamos empleando no la conjunción copulativa «y» sino el signo llamado et en español, esperluette en francés, ampersand en inglés: [&]. Esta grafía moderna del bigrama latino «et» no es propiamente hablando ni una «letra» del alfabeto ni un signo de puntuación sino todo un ideograma del trazado original de un lazo, de un nudo, de un dibujo, de una cuerda que se anuda: una ligadura. En el Grupo T&P escribimos el signo «&» para representar todo ese sentido simbólico de unión que deseamos que exista siempre entre la traducción y la paratraducción. Desde un principio, la noción de paratraducción fue acuñada para analizar el espacio y el tiempo de traducción de todo paratexto que rodea, envuelve, acompaña, prolonga, introduce y presenta el texto traducido con el fin de asegurar su existencia, su recepción y su consumo en el mundo editorial no solamente bajo la forma de libro, sino también bajo cualquier otra forma de producción editorial digitalizada (libro electrónico, CD-ROM, DVD, Sitios Web, Videojuegos, etc.). En la era digital de la información los profesionales de la traducción somos cada día más conscientes de que la concepción y regulación de sentido de cualquier texto varía en función de sus paratextos, es decir, en función de un determinado conjunto de unidades verbales, icónicas, entidades iconotextuales o diferentes producciones materiales que, dentro del espacio material del texto, lo rodean, envuelven o acompañan (los peritextos) y, fuera del espacio material del texto, hacen referencia a él prolongándolo en otros espacios externos físicos y sociales virtualmente ilimitados (los epitextos).

 

 

 

Język hiszpański konwersacje Skype,

Język angielski przygotowanie do matury ustnej,

Język hiszpański przygotowanie do matury ustnej

Język angielski przez Skype,

Język hiszpański przez Skype,

Język angielski konwersacje Skype,